Psicologia de la infància

Desembre 19, 2008

3.4. Sentidos y percepción

Filed under: desenvolupament fisic — chas10 @ 4:44 pm

3.4. LOS SENTIDOS.

 

Los sentidos funcionan desde el nacimiento. Los recién nacidos ven, oyen, huelen, tienen gusto y responden al mundo que les rodea.

 

-La visión:

 

La visión es el sentido menos maduro al nacer, el feto puede ver muy poco. Los recién nacidos enfocan los objetos a una distancia de 10 a 75cm y solamente fijan la mirada en lo que ven ( con más frecuencia los rostros de sus cuidadores) como si trataran de entender quiénes o que son).

A las pocas semanas, la experiencia creciente con todos los objetos que están al alcance de la vista y la maduración en la corteza visual se combinan para mejorar la capacidad visual. Su capacidad para enfocar e inspeccionar visualmente es bastante imperfecta.

A las seis semanas, miran más resueltamente y ya reconocen a sus cuidadores y les sonríen, tal vez en forma tentativa y fugaz, pero sin duda sonríen. A medida que pasa el tiempo, la inspección visual es más organizada, más eficiente y centrada en los aspectos importantes del estímulo visual.

Esos bebés que siguen los objetos con la mirada, prestan atención y por momentos miran a otro lado, también son cada vez más capaces cognitivamente tal y como lo muestran en otras medidas de desarrollo intelectual.

Este hallazgo confirma el vínculo entre el desarrollo temprano de los sentidos y el número creciente de dendritas y sinapsis en el cerebro.

Uno de los mejores ejemplos del aprendizaje temprano es el desarrollo de la visión binocular, la habilidad para enfocar los dos ojos de manera coordinada para ver una imagen. muchos recién nacidos usan un ojo u otro para enfocar, o por momentos usan los dos de forma independiente.

Aproximadamente a las 14 semanas, la visión binocular aparece de manera bastante repentina.

 

-La audición:

 

La audición es bastante buena al nacer. Ciertos sonidos pueden desencadenar reflejos, tal vez a causa de que los fetos oyeron esos sonidos durante el último trimestre en el útero.

Los ruidos repentinos asustan y los hacen llorar; los sonidos rítmicos los tranquilizan y los adormecen.

En los primeros días de vida , los bebés giran sus cabezas hacia la fuente de sonido y pronto comienzan a adaptar esa respuesta para conectar la vista con el sonido con más precisión.

Prestan una atención especial a la voz humana.

La sensación y percepción de los sonidos es evidente a partir del nacimiento.

Distinguen las voces , los ritmos y el lenguaje, en especial la voz, el ritmo y la lengua materna que han oído en el útero.

La sensibilidad de los recién nacidos a la voz humana también se demuestra por su capacidad para diferenciar una consonante de otra, una vocal de otra, e incluso palabras con significado, de palabras que son solamente gramaticales.

El tiempo, la capacidad auditiva del infante en combinación con el cerebro en desarrollo distingue patrones de sonidos.

 

-El tacto , el gusto y el olfato.

 

El gusto, el olfato y el tacto son funciones que están desde el nacimiento y se adaptan rápidamente al mundo social. Un estudió probo que el gusto del azúcar calmaba a los bebés de 2 semanas pero no producía efecto en los bebes de 4 semanas , a menos que estuvieran acompañados por alguien conocido en el que confiaran. La misma adaptación ocurre para los sentidos del olfato y el tacto. A medida que los bebés aprenden a reconocer el olor y la forma de trato de su cuidador, ellos responden relajándose, aun con los ojos cerrados.

Además, en los primeros meses , a los bebes les gusta ponerse objetos en la boca, explorarlos con sus lenguas, encías y labios, que son sensibles al tacto, el olfato y el gusto.

La investigación muestra que ellos comienzan a reconocer objetos por medio de la boca al mes de edad, esto podría explicar porque los bebes de pocos meses empiezan a succionar un chupete con el que no están familiarizados, por el gusto  reconocen sienten que algo esta mal y lo escupen.

El paquete completo de las sensaciones tempranas parece organizado para dos objetivos: la interacción social y el bienestar.

En síntesis, el bebe parece programado genéticamente con los sentidos tempranos que sirven para ayudarlo a unirse a su familia y ser feliz.

 

 

                                                                  Martina Perelló.

 

 

Feu un comentari »

Encara no hi ha cap comentari.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Bloc a WordPress.com.

%d bloggers like this: