Psicologia de la infància

Desembre 19, 2008

2.2.El recién nacido

Filed under: desenvolupament fisic — chas10 @ 5:22 pm

   2.2.El recién nacido

 

   En el momento de nacer tiene lugar una transición en el desarrollo. El feto se convierte en un neo nato, palabra con raíces griegas y latinas que significa “recién nacido”. Al bebé se le llama neo nato hasta el final de su primer mes de vida fuera de la matriz, que es cuando empieza el período de la primera infancia. La principal tarea del neo nato es integrar la acción a los órganos y sistemas del cuerpo.

  

   Un recién nacido cambia de expresión sin razón aparente, y sus brazos y piernas con frecuencia se mueven sin propósito o pauta evidente. Durante la mayor parte de la historia de la psicología infantil, se consideraba al recién nacido una criatura pasiva y desamparada cuya actividad era esencialmente casual.

   El recién nacido posee ritmos naturales de actividad que generan pautas de sueño y vigilia , comida, y movimiento. Además, está equipado con muchas reacciones reflejas a la estimulación externa. Esos ritmos y reflejos ayudan a los bebés a manejar sus fuentes de energía tanto como sus reacciones ante la estimulación externa.

   Algunos de estos reflejos primitivos son:

        · reflejo de búsqueda o de los puntos cardinales: voltea la cabeza en busca del pezón cuando se         

          le toca la mejilla y comienza a chupar cuando el pezón toca los labios.

        · reflejo tónico-asimétrico del cuello: la pierna izquierda se extiende cuando el bebé mira hacia

          la izquierda, mientras que el brazo y la pierna derecha se flexionan hacia adentro, y

          viceversa.

        · reflejo prensil palmar: el bebé cierra los ojos y agarra el dedo de la made.

        · reflejo prensil plantar: flexión del dedo del pie y de la parte delantera del pie.

 

   El desarrollo físico del bebé comienza en la cabeza y luego progresa a otras partes del cuerpo (por ejemplo, el acto de chupar precede al acto de sentarse y éste a su vez precede al acto de caminar).. Se distinguen cuatro categorías: la motricidad gruesa (cómo controlar la cabeza, sentarse, caminar), motricidad fina (cómo sostener una cuchara, empuñar pinzas), además del desarrollo sensorial (vista, oído, etc.), lenguaje y social.

   Durante los primeros minutos del recién nacido se producen los primeros llantos simultáneos, el sistema circulatorio del recién nacido empieza a funcionar; pronto cambia de color, de un tinte azulado a un rosado, porque el oxígeno circula por todo el sistema. Los ojos se abren; los deditos de las manos se agarran a todo; los diminutos dedos de los pies se encogen. El recién nacido está, de golpe, listo para vivir. En la actualidad, los recién nacidos suelen respirar y llorar por sí solos tan pronto como nacen.

 

   Del nacimiento a los 3 o 4 días de vida, el recién nacido, presenta una pérdida fisiológica de peso de hasta un 10% del peso al nacimiento, es lo habitual y no debe suponer ninguna alarma. En parte, se debe a la eliminación de líquido extravascular, líquido que se encuentra fuera de los vasos, encharcando los tejidos del bebé.

   Hasta los dos meses el bebé puede levantar y voltear la cabeza cuando está acostado boca arriba, el cuello no es capaz de sostener la cabeza en postura de sentado, empuña la mano y flexiona los brazos.

   Hasta los tres meses el crecimiento longitudinal es de 3,5 centímetros por mes, un total de 10,5 centímetros más que al nacer; y el perímetro cefálico se incrementa dos centímetros serán seis centímetros más de circunferencia de la cabeza transcurridos los tres meses desde el nacimiento.

   Cuando llegan a los cuatro meses, la mayoría de los bebés ya logran controlar sus músculos y su sistema nervioso. Se pueden sentarse con apoyo, mantener la cabeza levantada por cortos periodos, y rodar de un lado para otro. Ya a los cinco meses, pueden darse vueltas.

   De los seis a los nueves meses el bebé puede sentarse firmemente, sin ayuda, durante largos periodos de tiempo; puede sujetarse y mantener una posición de pie; puede caminar sosteniéndose de las manos de un adulto; y aprende a sentarse estando de pie.

   De los nueve a los doce meses el bebé comienza a mantener el equilibrio mientras se pone de pie solo, y da pasos y comienza a caminar solo.

 

   Patrones en el mamar

   En el primer acto de mamar el neo nato puede succionar rabiosamente, pero al cabo de unos pocos días chupará, tragará y respirará coordinadamente. El hecho de que un neo nato pueda tragar tres veces más rápidamente que un adulto y que pueda hacerlo al mismo tiempo que tomar aire, ayda a que pueda llevarse a cabo este acto. Los bebés pueden succionar y respirar a la vez porque pueden sacar leche del pezón presionándolo contra el paladar, en vez de extraer la leche como lo haríamos nosotros con una caña, aspirando.

   Mamar es mucho más que satisfacer el hambre. También proporciona una agradable estimulación oral, satisface el gusto del bebé, ejercita la boca y los músculos de la garganta.

 

 

 

                                                                                                                                Irene Munar de Gea

Feu un comentari »

Encara no hi ha cap comentari.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deixa un comentari

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.

%d bloggers like this: